Aparcada la creación de la “tasa Google”


Tras el acuerdo alcanzado por el G20 para fijar un impuesto mínimo común a las multinacionales ha hecho que Bruselas de momento aparque la llamada “tasa Google”. Un portavoz comunitario ha afirmado este lunes que la Comisión Europea ha decidido “suspender” sus trabajos para concentrarse en finalizar el diseño y el plan para desplegar el impuesto global pactado en Venecia. El anuncio coincide con la visita a Bruselas de la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, quien ha venido instando a la UE que dé marcha atrás en sus planes para gravar la actividad de las grandes tecnológicas. En su reunión con los ministros de Finanzas del club comunitario, Yellen les pidió que consideren “seriamente” la adopción de “medidas fiscales adicionales” para asegurar la recuperación económica de la zona euro, será un aplazamiento? será definitivo? solo el tiempo nos lo dirá pero en clave España que Estados Unidos quite los aranceles es sin duda una noticia muy bien recibida por esos sectores que llevan años sufriéndolos a la hora de vender nuestros productos a Estados Unidos y que nos ha hecho perder competitividad.

No debemos olvidar que los Estados Unidos se han opuesto desde el comienzo al considerarlo que era algo discriminatorio hacía sus empresas, en su día el ex presidente Donald Trump lo calificó como “ofensivo e inadmisible”, con la llegada a la presidencia de Joe Biden se llegó a pensar que la administración cambiaría de opinión pero nada de eso, la actual Administración de Joe Biden, que entiende que el acuerdo que se prevé alcanzar en el marco de la OCDE en octubre ya resuelve las inquietudes de Bruselas. Janet Yellen reiteró el fin de semana que el pacto, que empezará a aplicarse en 2023, implica que la tasa sea redundante. “Le corresponde a la Comisión y a los miembros de la UE decidir el camino a seguir”, afirmó durante su rueda de prensa en Venecia. La relación entre Bruselas y Estados Unidos parecen más fluidas desde que Donald Trump abandonara la presidencia y que Bruselas haya anunciado que en los próximos días no presentará ese paquete fiscal hasta que concluya el proceso de diseño del impuesto en la OCDE el próximo mes de octubre, este aplazamiento será bien recibido por Janet Yellen y a buen seguro que por la administración Biden.

Como informa el diario El Pais, Bruselas no tira la toalla con el impuesto digital, ni mucho menos, se toma un respiro ya que considera importante un cierto tiempo para convencer a los Estados Unidos que de discriminatorio no tiene nada ya que no solo afectará a las empresas estadounidenses sino también a las europeas algo que la administración Biden no ve nada claro. El vicecanciller alemán y responsable de Finanzas, Olaf Scholz, ha afirmado que la decisión de Bruselas de aparcar el debate es un “signo” del progreso que se ha hecho para cerrar un acuerdo sobre la imposición mínima el próximo mes de octubre, hasta entonces nos toca esperar y ver en que acaba todo esto, pero es necesario que para temas así Bruselas y Estados Unidos vayan cogidos de la mano, no en vano deberían de ser las economías más fuertes y más importantes del mundo y al fin y al cabo marcan la pauta económica. Aquí toda la información publicada en El País.